La Reunificación de Deudas

Seguramente tú formas parte de ese gran porcentaje de personas que tienen múltiples deudas con relación a créditos, hipotecas y todo lo relacionado a préstamos bancarios, y quieren conocer algún mecanismo que les facilite la cancelación de las mismas de una manera más rápida y fácil. Una alternativa para ello es la reunificación de deudas. Aquí te contaremos de qué trata, cómo y en qué casos puedes usarla.

¿Qué actitud debo tomar frente a las deudas?

Lo primero que tienes que saber es que no debes desesperar ante las deudas. Tratar de aprender a convivir con ellas es necesario puesto que si no mantienes el control ante estas, podrás caer en un abismo económico, o lo que se conoce como un shock financiero.

Si tienes deudas, pues debes priorizarlas, sabiendo que las más antiguas son las que más intereses pueden estar generando.

Lo siguiente es acudir a la reunificación de deudas ya que en muchos casos puede representar una ventaja para quienes hagan uso de este mecanismo, incluso se puede solicitar desde la comodidad de la casa por internet y brindar asesoramiento gratuito por ese mismo medio.

Definición y aplicación de la reunificación de deudas

Para entender este mecanismo y poder aplicarlo con absoluta confianza, debes saber que es tan sencillo que se puede definir como el proceso de unión de todas las deudas y préstamos consumidos, cuyo pago es cada mes mediante cómodas cuotas.

Es así como pagando una sola cuota al mes y con una hipoteca de por medio, la suma puede resultar muy inferior si el pago fuese de manera separada. Entonces, la reunificación de deudas te va a permitir estabilizar tus finanzas y poder tener mayor control sobre estas.

Cabe destacar que un paso que se tiene que realizar para lograr este fin, es incrementar el plazo de amortización. Dicho plazo no es más que el período establecido para devolver el préstamo solicitado. Recuerda que el plazo de amortización siempre debe ser el adecuado, es decir, el que te permita pagar las cuotas de manera fácil y cómoda.

En pocas palabras, la reunificación de deudas es una especie de refinanciamiento que otorgan las empresas encargadas de ofrecer estos servicios, conocidas como agencias negociadoras o mediadoras.

Proceso de solicitud

¿Cómo es posible pasar de tener varias deudas, y por lo tanto muchas o varias cuotas que pagar, a tener una sola? Es probable que esta pregunta te la estés haciendo. La respuesta es muy sencilla.

  1. Primero se realiza un estudio previo del caso por individual, pues no todos son iguales dado a que hay tasas de interés distintas, variedad de montos de deudas, etc. Por ello el estudio debe ser de manera exhaustiva y a veces profunda para que le resulte ventajoso a la persona que solicita dicho mecanismo.

  2. Luego de aprobada la operación, la empresa mediadora escogida procederá a ponerse en contacto con la o las entidades bancarias con las cuales el solicitante tiene deudas para así empezar a negociar con éstas los nuevos montos y condiciones de pago.

  3. Cuando ya esté en marcha el proceso de reunificación de deudas, se procederá a la cancelación de todos los préstamos y deudas adquiridas para así poder unificarlos en una sola deuda con nuevas estipulaciones de pago que previamente fueron acordadas entre la empresa mediadora y los bancos.

Es importante que sepas que en el conjunto de deudas originado estará contenidas aquellas pendientes para la fecha, con las nuevas características que podrían casi siempre tener nuevos montos de interés y un plazo de amortización posiblemente más extenso para que el monto de la misma pueda verse reducido considerablemente. Es decir, aparte de tener una sola deuda, como mencionamos anteriormente, el monto de pago de esa deuda se verá afectado de manera positiva.

¿Qué debo considerar en una reunificación de deudas?

El mecanismo de reunificación conlleva a la cancelación de manera anticipada de todos los préstamos y deudas. Por ello, lo más común es tener que pagar una serie de comisiones por el pago anticipado que se realizó.

Además, si tu decisión fue llevar el proceso por medio de una empresa mediadora, deberás tener claro que esta hará el cobro de sus propias tarifas. Y si lo haces con tu banco de confianza igual te harán un cobro por el hecho de llevar a cabo la operación de reunificación.

¿Cuáles son los requisitos?

Ahora bien, además de todos los puntos que te hemos explicado, debes tener en cuenta una serie de requisitos mínimos que cumplir al momento de hacer uso de la reunificación de deudas. Te presentamos una lista con los requisitos más representativos.

  • Imposibilidad de separación de deudas

No podrás seleccionar de manera separada unas deudas y otras no para que sean incluidas dentro de la reunificación. Necesariamente debes incluir todas las deudas y préstamos bajo tu responsabilidad.

  • Impedimento de superar el límite de la reunificación

Por lo general, el monto de la nueva hipoteca que resulta de la reunificación no debe superar el 80% del valor del bien que se acaba de hipotecar. El motivo se debe a que le ofrecerás a la empresa con la que tendrás la deuda una garantía extra o adicional.

  • Cumplimiento de las condiciones de una hipoteca

Además de estos requisitos básicos también te pedirán los que se exigen en una solicitud de hipoteca, como tener ingresos mensuales estables, no pertenecer a una lista de morosos de ninguna entidad bancaria o empresa, y presentar un fiador, a quién también se conoce como avalista. Su rol es ser un respaldo.

Con el proceso de reunificación de deudas ciertamente pagarás menos cada mes. Sin embargo, las cuotas serán más que las anteriores a la reunificación.

En consecuencia, te recomendamos hacer un análisis detallado antes de solicitar este increíble, si se usa correctamente, mecanismo de facilidad de pago, puesto que deberás tener en cuenta cada aspecto con la finalidad de que una vez que dispongas de él, te resulte siendo una ayuda y no algo en tu contra.