Hipotecas, ¿siempre son necesarias?

Una hipoteca, es parte de un derecho contraído, es una garantía, es decir, para los que pocos conocen de legislación es una obligación contraída, que está relacionada con un préstamo o con la petición de un crédito, que consiste en que el propietario tiene los derechos plenos sobre su propiedad, pero en caso que la deuda que tenga con el hipotecario no sea saldada en un plazo convenido, pues este tiene potestad de pedir la venta forzosa de este bien, pudiendo este ser una casa, un terreno, un carro.

Lo primero que tienes que saber es la hipoteca es un contrato, en el que el acreedor no tiene ninguna obligación, y el deudor está en la obligación de realizar el pago en un momento dado, por lo que este tipo de contrato se llama de tipo unilateral, para los especialistas en derecho esto también es clasificado como un contrato oneroso, pues es un contrato que produce equivalencia en las prestaciones.

hipotecas

Por otra parte en materia jurisdiccional, también es clasificada como un derecho inmueble, pues una hipoteca es necesariamente ejercida sobre bienes raíces.

Ya entrando en materia, una hipoteca proviene de dos raíces, de los griegos toma su etimología, pero de los romanos toma sus principios de derecho, pues tiene relación con la fiducia, que es una especie de traspaso de propiedades para saldar la deuda, y la “prenda” que también es una especie de pacto para el desplazamiento de estas propiedades. Sin embargo, a medida que el derecho se ha vuelto progresivo, y que las legislaciones se han transformado pues se puede clasificar a las hipotecas de dos formas, las que son voluntarias, y las hipotecas necesarias.

¿Siempre son necesarias?

Una hipoteca necesaria, según los principios del derecho, existe siempre y cuando, esta se de para cumplir con una disposición legal, también es llamada hipoteca especial.

hipotecas

Por lo tanto, es una obligación de la persona, para asegurar determinados bienes, que puede exigirse en cualquier tiempo, puede exigirse para asegurar créditos, además este tipo de hipotecas también puede ser exigido por la familia, por los hijos, herederos, de la persona que administraba el bien, por otra parte si existe la figura del legatario, también tiene derecho de exigir este tipo de hipoteca.

Estos herederos, o benefactores de una hipoteca necesaria, o especial, también tienen derecho a objetar una suficiencia de la hipoteca, y a pedir una ampliación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR