¿Es posible vivir del trading?

Muchas personas que recién se acercan a la inversión en bolsa preguntan si es posible extraer una ganancia fija todos los meses a modo de salario, o si incluso es posible llegar a vivir de este negocio. La idea de obtener utilidades operando como independientes, sin jefes, ni horarios, ni obligaciones, termina por ilusionar a más de uno.

Sin embargo, la respuesta es sí: es posible vivir del trading. Lo que en realidad sucede es que hay que tener que comprender a la perfección la dinámica de este tipo de inversiones y mantener una disciplina total con respecto a la gestión de las utilidades.

En el post de hoy veremos 5 puntos clave para tenerlos en cuenta si tu objetivo es el de vivir con las ganancias de la renta variable:

1 – La bolsa es un negocio de riesgo

Así como te puede ofrecer una rentabilidad de corto plazo superior a la de cualquier otro negocio (por eso es el mejor del mundo), también implica la posibilidad de que tus decisiones te conduzcan ocasionalmente al terreno de las pérdidas.

Seamos honestos, a nadie le gusta perder dinero y de vez en cuando habrá números rojos producto de la volatilidad del mercado, pero no por eso la bolsa es una mala inversión. Lo ideal es hacer que el monto de las ganancias siempre sea superior al de las pérdidas.

2 – El tamaño de la inversión sí importa

Con mucho o con poco dinero tú puedes ganar dinero en la bolsa, pero si lo que deseas es obtener un salario promedio, entonces la cantidad a invertir es muy importante. Veamos un ejemplo sencillo:

Supongamos que tu meta es obtener ganancias fijas de $1.000. Si tu inversión total es de $10.000, entonces significa que debe rentar mínimo 10% mensual. Pero si tu inversión es de $50.000, entonces sólo necesitas que rente un 2%.

Cuanto más dinero deposites en una inversión, menor será el porcentaje que necesitas que rente para obtener una utilidad fija.

3 –  Reinvierte tus ganancias

Como en cualquier negocio con temporadas buenas y malas la decisión más inteligente es reinvertir las utilidades. Si ocasionalmente superas las utilidades esperadas, evita gastar más dinero del que realmente necesitas, eso es precisamente lo que la mayoría hace y por eso no logra avanzar en este negocio.

Entre más disciplinado seas a la hora de reinvertir tus ganancias, tu monto total se irá incrementando cada vez más y te permitirá

4 – Invierte en el mediano plazo

Las personas naturales tienen una pésima costumbre al invertir en la bolsa: operar en el corto plazo. ¿Se pueden obtener ganancias en un solo día? Sí, por supuesto, pero son tan esporádicas y requieren de tanta precisión que apenas el 8% de traders que se dedican a operar de este modo (intradía) realmente gana dinero.

Una perspectiva de mediano plazo te permite pasar por alto las correcciones del día a día y evita que tomes decisiones apresuradas. Además, no tienes que andar pegado a una pantalla de computador todo el día, ni te acarrea el estrés al que se somete la mayoría de intradías.

No obstante, puedes destinar una fracción a ese tipo de operaciones conforme la experiencia te ayude a calibrar este tipo de oportunidades.

5 – Administra y controla tus gastos

La palabra que mejor enmarca este punto es la disciplina. Cuando entre tus planes está el vivir de tu inversión una de las principales tentaciones con las que tendrás que luchar es la que tiene que ver con los gastos.

Al tener tanto dinero disponible automáticamente aparecen gastos innecesarios que al exceder el nivel de tus ganancias limitan el potencial de crecimiento de tu inversión. Controla el dinero que estás recibiendo y adminístralo con sabiduría.