Diferencias entre las hipotecas de primer y segundo grado

Una hipoteca, como bien ya se sabe es una obligación que adquiere un deudor, con un acreedor hipotecario, en la que el derecho se ejerce sobre un bien inmueble, y funciona como una garantía de devolución o pago de deuda, y en caso que esta no sea cumplida a un plazo establecido por las dos partes pues se podrá exigir una modificación del plazo, o el acreedor podrá exigir la venta forzosa del bien, todo ello ocurre porque deberá estar establecido en un contrato entre las partes, pudiendo tener beneficiarios directos, pues por ejemplo cuando hay administradores de una hipoteca, puede ser designada a los hijos, familiares directos, o legatarios, de allí que existan distintos tipos de hipotecas regulados por una jurisdicción determinada, al igual que hipotecas de distinto orden.

hipotecas

Por ello, en el siguiente artículo podrás aprender más sobre la diferencia existente entre una hipoteca de primer grado, y una hipoteca de segundo grado, sus principios fundamentales y sus diferencias, que te podrá servir de gran ayuda si necesitas investigar un poco más sobre hipotecas, o si por el contrario necesitas establecer este tipo de contratos sobre un bien inmueble.

Hipotecas de primer grado.

Una hipoteca de primer grado, también es considerada como una hipoteca de cláusula de garantía específica, es decir, es una hipoteca en la que la obligación esta determinada, pues garantiza el cumplimiento de un crédito específico, es la puesta en escena de un inmueble como salvoconducto de una deuda, por lo que no puede intervenir ningún otro factor.

hipotecas

Hipotecas de segundo grado.

Una hipoteca de segundo grado, también es conocida como una hipoteca de cláusula de garantía general, esto se debe, a que dicha hipoteca, contempla el cumplimiento de más de un crédito, de más de una deuda contraída, o de todas las obligaciones que una persona mantenga, en cualquier tiempo, sea presente, o se prevé a futuro, con cualquier acreedor, en este caso es común encontrarse que las hipotecas de segundo grado son contraídas con instituciones financieras, pues es una de las pocas formas de mantener concentrados en un solo lugar todas las deudas, o todos los créditos, además a esto no se suman las deudas personales, sino todas las formalidades que tengan relación con dicha institución. Por último, si los plazos no son cancelados a determinada institución financiera, pues está deuda puede ser traspasada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR